Recomendaciones

    PREVENCION Y DETECCION DE CANCER DE RIÑON

PREVENCION:

En muchos casos, la causa del cáncer de riñón se desconoce; en otros, no puede prevenirse incluso cuando la causa sí se conoce, como en los casos de condiciones hereditarias que aumentan el riesgo de la enfermedad.


No obstante, existen algunas medidas que pueden hacer que usted reduzca su riesgo de esta enfermedad. Fumar cigarrillos es responsable de un porcentaje alto de casos, y dejar de fumar puede disminuir su riesgo. La obesidad y la alta presión arterial también son factores de riesgo para el cáncer de células renales. Mantener un peso saludable mediante el ejercicio y una alimentación con un alto contenido de frutas, ensaladas y verduras, y recibir tratamiento para la presión arterial elevada, también puede reducir su probabilidad de esta enfermedad. Por último, evitar la exposición en el lugar de trabajo a grandes cantidades de sustancias dañinas como el cadmio, el asbesto y solventes orgánicos también pudiera reducir su riesgo de cáncer de células renales.

DETECCION TEMPRANA:

Aunque muchos casos de cáncer de riñón se detectan relativamente en las etapas iniciales, cuando aún se encuentran confinados al riñón, otros casos son detectados en etapas más avanzadas de la enfermedad. Esto se debe a varias razones:

  • Algunas veces, estos cánceres se vuelven bastante grandes sin causar ningún dolor u otros problemas.
  • Debido a que los riñones se encuentran en un área profunda del cuerpo, los tumores pequeños del riñón no se pueden ver o palpar durante un examen físico.
  • No existen pruebas de detección recomendables que se puedan usar para detectar el cáncer de riñón en personas que no presentan un riesgo aumentado.

Una prueba rutinaria de la orina (análisis de orina), en forma anual y la cual algunas veces forma parte de un examen médico completo, puede encontrar pequeñas cantidades de sangre en la orina de algunas personas con cáncer de células renales en etapa inicial. Pero esta prueba no es una forma efectiva para detectar el cáncer de riñón, pero orientará hacia un mejor estudio. Además, algunas personas con cáncer de riñón no presentan sangre en la orina hasta que el tumor se encuentra bastante grande y pudiera haberse propagado a otras partes del cuerpo.


La ecografía (o ultrasonido) es otra opción para detectar temprano el cáncer de riñón. Sin embargo, para recomendar pruebas de detección en personas sin factores de riesgo o síntomas de un cáncer, los estudios tienen que demostrar que la prueba mejora la supervivencia. Ningún estudio por imágenes para la detección de cáncer de riñón ha logrado esto.

Ir Arriba