Padecimientos

Infertilidad Masculina

Definición: la infertilidad o esterilidad masculina es la incapacidad de causar un embarazo en la pareja sexual femenina por lo menos después de un año de intentarlo. Puede ser primaria si nunca se ha logrado tener hijos o secundaria si ya los tuvo con la pareja actual o una anterior y ya no le ha sido posible tenerlos posteriormente.

En un tercio de las ocasiones la dificultad de lograr el embarazo es por algún trastorno en la mujer pero en otro tercio de las ocasiones el trastorno ocurre en el hombre, o puede ser una combinación de ambos. En algunas ocasiones no se logra determinar dónde se encuentra el problema.

La infertilidad masculina puede ser causada por problemas físicos, hormonales, por el estilo de vida o factores ambientales.
La infertilidad masculina, con frecuencia, se debe a un bajo recuento de espermatozoides. El primer paso para conseguir ayuda es un análisis de semen para determinar si existe realmente algún problema en el hombre para poder embarazar a su pareja.
La causa más común de esterilidad masculina es un varicocele, que es un agrandamiento de las venas del escroto (el "saco" de piel que cuelga debajo del pene) en 1 o ambos lados. Las venas calientan el interior del escroto y pueden reducir la producción de espermatozoides por parte del testículo en el mismo lado.

Otras causas de esterilidad masculina incluyen: 

  • Una obstrucción en el aparato reproductor del hombre.
  • Determinados medicamentos.
  • Recuento bajo de espermatozoides.
  • Espermatozoides que tienen una forma anormal o que no se mueven en forma correcta.
  • Testículo no descendido.
  • Infecciones.
  • Un problema médico subyacente.
  •  

Otros factores que pueden afectar la fertilidad incluyen el hábito de fumar tabaco, el consumo excesivo de alcohol y de otras drogas ilegales, el estrés emocional, la obesidad y la edad (la fertilidad disminuye en forma gradual en los hombres mayores de 35 años). A veces, la causa de esterilidad masculina no puede identificarse. En estos casos, puede haber un problema genético subyacente.

Los tratamientos dependen del problema que esté causando la infertilidad y de cuál sea el integrante de la pareja que esté afectado; incluye medicamentos, cirugía o tecnologías de reproducción asistida. Afortunadamente, dos tercios de las parejas tratadas por infertilidad pueden tener bebés.

Millones de hombres enfrentan la infertilidad. Si tu pareja tiene problemas para quedar embarazada, no estás sólo. La buena noticia es que muchos hombres con problemas de fertilidad son padres, acércate para mayor información.

Ir Arriba