Padecimientos

Dificultad para orinar

La dificultad para iniciar o mantener el chorro de orina se denomina dificultad para iniciar la micción o disuria inicial.

Consideraciones

La dificultad para iniciar la micción afecta a personas de todas las edades y ocurre en ambos sexos, pero es más común en hombres de edad avanzada afectados con agrandamiento de la glándula prostática.

La dificultad para iniciar la micción suele aparecer de forma lenta. Usted posiblemente no la note hasta que sea incapaz de orinar (retención urinaria) y su vejiga se hinche y se vuelva molesta.

Casi todos los hombres mayores tienen algún problema con:

Goteo
Iniciar la micción
Chorro de orina más débil

Causas

La dificultad para iniciar la micción puede ser causada por:

Fármacos (algunos remedios para la gripe, algunos descongestionantes nasales, antidepresivos tricíclicos y anticolinérgicos utilizados para la incontinencia)
Agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna)
Inflamación o infección de la glándula próstatica (prostatitis)
Trastornos neurológicos
Cirugía reciente (retención posoperatoria)
Tejido cicatrizado (estenosis)
Paruresis o síndrome de la vejiga tímida (incapacidad para orinar cuando otra persona está en el cuarto)
Infección urinaria

Cuidados en el hogar

Vigile, registre e informe los patrones de micción al médico.
Aplique calor a la parte inferior del abdomen (debajo del ombligo y por encima del hueso púbico), que es donde se encuentra la vejiga. El calor relaja los músculos y ayuda a la micción.
Masajee y presione suavemente la vejiga para estimular el vaciado.
Beba bastante líquido.
Para las infecciones, se necesitarán antibióticos recetados por el médico. Entre los síntomas que indican una posible infección están ardor o dolor al orinar, micción frecuente, orina turbia y sensación de urgencia (ganas de orinar intensas y repentinas).
Preste mucha atención a cualquier medicamento o suplemento que tome.
Ver también:

Cuidados poshospitalarios para el agrandamiento de la próstata
Cuidados personales para la prostatitis bacteriana

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico en caso de dificultad para iniciar la micción, goteo o debilidad del chorro de orina si a usted no le han evaluado ya estos problemas.

Llame al médico inmediatamente si:

Tiene fiebre, vómitos, dolor en los costados o en la espalda, escalofríos con tembladera o está orinando muy poco por 1 o 2 días.
Presenta sangre en la orina, orina turbia, necesidad frecuente o urgente de orinar o una secreción del pene o la vagina.
Es incapaz de orinar.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico tomará su historia clínica y realizará un examen físico, prestando especial atención a la pelvis, el recto, el abdomen y la región lumbar.

Entre las preguntas de la historia clínica están:

¿Por cuánto tiempo ha tenido dificultad para empezar a orinar?
¿Apareció con el tiempo o repentinamente?
¿Empeora en las mañanas o en la noche?
¿Disminuye la fuerza del flujo urinario?
¿Tiene goteo?
¿Alguna vez ha goteado orina incontrolablemente?
¿Hay algo que ayude? ¿Como calor o un masaje en la parte inferior del abdomen?
¿Hay algo que empeore el problema?
¿Tiene otros síntomas como fiebre, dolor o ardor cuando orina, orina turbia o con sangre, dolor en la espalda o los costados?
¿Tiene antecedentes de infección de la vejiga o de los riñones? ¿Agrandamiento o infección de la próstata? ¿Trastornos neurológicos?
¿Ha tenido una lesión, cirugía o procedimientos recientes en la pelvis o la vejiga?
¿Qué medicamentos toma, incluyendo los fármacos de venta libre?


Entre los exámenes de diagnóstico que se pueden realizar están:

Sondaje de la vejiga para determinar el volumen de orina residual y para obtener orina para un cultivo (un urocultivo en muestra por sondaje)
Cistometrografía
Ecografía transrectal de la próstata (similar a la ecografía transvaginal)
Muestra uretral para cultivo
Análisis de orina y urocultivo
Cistouretrografía miccional
El tratamiento de la dificultad para iniciar la micción (disuria inicial) depende de la causa. Con frecuencia, medicamentos como los bloqueadores alfa pueden aliviar los síntomas. Si tiene una infección bacteriana, se pueden prescribir antibióticos. Se puede requerir una cirugía para aliviar la obstrucción prostática (ver RTUP).

Nombres alternativos

Micción demorada; Disuria inicial; Dificultad para comenzar a orinar

 

Ir Arriba